sábado, 16 de marzo de 2013

Probando juegos: ESDLA el juego de miniaturas intercambiables


Tras una dura semana de exámenes he decidido ponerme las pilas y avanzar con el blog. Aún preparando las minis para el informe de batalla de ruinas de quebrada he decidido abrir un paréntesis para explicaros mi impresión sobre el Juego de Miniaturas Intercambiables de El Señor de los Anillos.

Este fin de semana fui a la tienda habitual y vi este curioso juego de El Señor de los Anillos y no perdí la oportunidad y compré la "caja de inicio". Tras haber echado un par de partidas con mi hermano os doy mi opinión.

Started Set, contenido:

8 miniaturas de plástico "blando" de un tamaño superior a las de Gamesworkshop pero con posturas que recuerdan a las de el juego de batallas estratégicas (un Lurtz levantndo el escudo, un elfo con lanza y escudo similar, por no decir igual, que un guerrero alto elfo de EJDBE). El esculpido da que desear, salvando a Lurtz y al guerrero Uruk-Hai, y un color poco lustroso, pues las miniaturas ya te vienen pintadas con unos colores base. Estas miniaturas vienen montadas sobre una peana exagonal donde viene toda la información de la miniatura. Desde las casillas que puede mover hasta las habilidades de ese héroe. (Perdonen la calidad de las imágenes, a la hora de la noche en que las saqué no se podía hacer mucho más...)

Un manual con las reglas en blanco y negro, en siete idiomas y grapado. Si grapado con grapas. Las reglas se reducen a tres caras y una sobre habilidades especiales.

Un "tablero" de papel donde jugar. Este está dividido en hexágonos del mismo tamaño que el de las miniaturas (lógico), donde hay zonas dibujadas de escenografía como colinas, muros y árboles. Para empezar no está mal.

El sistema de juego:

Creación de ejército: El sistema para crearte un "ejército" funciona por puntos, de una forma parecida al juego de batallas estratégicas. Cada figura cuesta unos puntos y hay que ponerse de acuerdo para crearse una fuerza de mismos puntos. El número de tropas depende de los puntos de acción de los héroes que tengas en el ejército. Estos puntos te vienen en un panel deslizante dentro de la propia peana de cada miniatura. Esta puede ser la parte que más calentamientos de cabeza te de, pero si lo que tienes es la caja de inicio ambos bandos ya tienen los puntos igualados (400 para ser concretos).

Movimiento: El sistema de movimiento es tan simple como mover a la unidad tantas casillas en el tablero como puntos de movimiento tenga la unidad. Como todo lo demás los puntos de movimiento vienen dados en la peana de cada miniatura. Pero hay una serie de obstáculos que hacen que te desplaces menos, estos señalados con rayas rojas (desfiladeros y demás, cuentan como dos casillas), azules (agua, cuenta como 3 casillas) y negras (muros y demás, no puedes pasar).

Disparo: Una de los rasgos más curiosos del juego es que si durante la fase de movimiento mirando pones a una miniatura mirando en una dirección, ese será su posición y no se podrá cambiar a no ser que se encuentre en un combate. Por lo cual todas las miniaturas tienen una linea de visión y una retaguardia que no pueden ver. Esto afecta a la hora del disparo, al igual que afecta los elementos del terreno (no pueden disparar a través de un muro, etc.)

Combate: Se utiliza un sistema de combates múltiples, donde, dependiendo de la linea de visión, puedes encontrarte combates enlazados de un montón de miniaturas (en el manual te pone uno de 9 miniaturas luchando a la vez). En los combates se suma el número total de ataques de cada miniatura y se tira el número de dados correspondiente. Después se hace otra tirada para "herir". Sí también tienen heridas. Cabe destacar que el número de ataques es un poco desproporcionado en mi opinión. Las unidades básicas suelen tener un ataque pero los héroes llegan a números mayores (Aragorn 4 ataques, Lurtz , etc.), esto puede provocar situaciones como Frodo tiene 2 ataques y 4 puntos de resistencia, un elfo 1 ataque y 3 puntos de resistencia. En esas ocasiones dices ¿comorl?

Puntos de acción y habilidades especiales: Hay que añadir los puntos de acción, lo que diferencia los personajes más allá de la mini. Cada mini tiene un número determinado de puntos de acción, estos los puede utilizar para modificar tiradas y demás. Además se le añaden las habilidades especiales de cada jugador. Estas pueden ser ponerse el anillo (Frodo), tiradas para combates, habilidades de movimiento, de disparo... Esto es lo que da entretenimiento al juego y lo separa de lo que podría haber sido un juego más de números.

Conclusión: Las miniaturas sinceramente mejorables, claro que yo solo he visto la punta del iceberg. Un sistema de juego simple pero entretenido. Quizás deberían haberse explayado más en las habilidades especiales dando aún más personalidad al juego. Se aprende a jugar rápidamente. Se podría considerar un juego de escaramuzas más que un juego de batallas, sobretodo por el número de figuras, pero el sistema de combates múltiples da a entender lo contrario.
Un juego para echar el rato, unas cuantas partidas y poco más. No lo veo como un sistema de juego que te meta en el universo Tolkien.
Pues lo dicho, simple, pero entretenido.

Esta es mi opinión sobre el juego de miniaturas intercambiables de El Señor de los Anillos. ¿Lo has probado? ¿Qué te parece a ti? Por favor comentar y dejen sus dudas, opiniones y críticas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario